Loading...
Inicio 2020-05-23T22:31:12-06:00

THE RUMBA MADRE

Esta mezcla latinx, chicanx, colombiana, gallega, vasca, nuyorican, boricua, española, surgida en Nashville bajo el nombre de The Rumba Madre lleva ya unos años reuniendo a gente llegada de todas partes del mundo. Fusionando punk con rumba, son cubano, polka, flamenco, salsa, tango, etc. The Rumba Madre crea una experiencia transnacional que demuestra que todas las fronteras son ficticias. Sus amplias y variadas trayectorias musicales, así como sus letras sarcásticas y comprometidas, exceden los estándares tradicionales de la(s) música(s) latina(s) para proporcionar a este mundo globalizado con una banda sonora actual. The Rumba Madre terminó de grabar su primer disco, Prisiones y Fugas, en enero de 2020 en Nashville con la ayuda del productor e ingeniero Iván Gutiérrez Carrasquillo (Cultura Profética, Calle 13)—ganador de múltiples GRAMMYs y Latin GRAMMYs—y publicará varios singles incluidos en este trabajo en los siguientes meses. En el disco también colaboraron Alfredo Espinoza “Mañito Jr” (Pamir Guanchez, “El moreno Michael”, etc.), Dominik Gryzbon (Elton John, Iggy Azalea, Zac Brown Band, Ozzy Osbourne), Emilio Ferraro (Cuatro pesos de propina, etc.), Cristine Diez Correa a.k.a. “La Diez” (Zurda Music) y el productor y multi-instrumentista Kiko Negrón (Kike Pavón, Tony Melendez, etc.) Además de ellos también cuentan en su equipo con Diana Rodríguez de Criteria Entertainment (Mon Laferte, Draco Rosa, Bunbury), Andy Averbuch (Kokolo, Joe Bataan, Flor de Toloache) y Mireya Ramos (Flor de Toloache). Prisiones y Fugas es una muestra de la gran variedad musical de las Américas y la península ibérica pero también conecta con estilos más contemporáneos como, por ejemplo, el trap o el reguetón.

Miembros

David Vila (guitarra, tres cubano, y voz), alias “el gallego”, creció en el seno de una familia gallega en el País Vasco, al norte de España. Allí recorrió los oscuros caminos del blues, el rock, el punk e incluso el metal, hasta que emigró a Inglaterra en busca de nuevos horizontes. En Londres conoció unos gitanos españoles con los que se adentraría en el aún más oscuro mundo del flamenco y acabaría desarrollando una pasión incontrolable por la rumba. Después de unos años dando vueltas por la tierra de los Beatles decidió probar suerte en Estados Unidos, más concretamente, en Nashville. Entre hamburguesas, perritos calientes, y otras maravillas americanas, descubrió que donde mejor se encontraba era entre la comunidad latina. Como no podía ser de otra manera, comenzó a tocar música latina de todo tipo, especializándose sobre todo en cualquier estilo que involucrase el tres cubano. Tras varios proyectos que no acababan de consolidarse, un buen día conoció al resto de miembros de The Rumba Madre y juntos decidieron formar su propio proyecto. Damas y caballeros, gracias por la atención y aquí “el gallego” a su servicio.

Rubén Darío (guitarra y voz), “el pulpo”, lleva a cuestas el nombre del insigne maestro de las letras nicaragüense, de allí quizás la pasión en las letras de sus canciones. El pulpo es un payo enamora’o de su guitarra y el cantar profano y, sintiéndose él de sangre gitana, tuvo que empezar a emigrar por el mundo desde niño. Fue así cómo abandonó su ciudad natal en Colombia, Bucaramanga, conocida como “La ciudad bonita”, para empezar a estudiar el intrincado mundo de la música como profesional. Navegó con su guitarra por el cono sur del continente yendo a encontrarse con los músicos de la calle, aprendiendo de ellos los ritmos originales de sus regiones. Sus tentáculos le han permitido moverse como solista y como integrante de varias agrupaciones en diferentes estilos musicales, guitarra clásica, música de cámara, ritmos latinoamericanos, experimental, vanguardia, rumba flamenca, tradicional, baladas, pop y rock. Ahora este espíritu gitano quiere parar tanta carreta y montarse en aquella que te lleve al mundo de The Rumba Madre.

Benjamín Alexander (bajo y coros), “el Boricua” pa’ los amigos, nació en el barrio del Bronx aunque pasó la mayor parte de su vida en Puerto Rico, a.k.a. “la isla del encanto”. Pertenece a una familia de músicos y entre sus influencias más importantes destaca la de su padre, Ramón Alejandro, trovador y enamorado de la música jíbara puertorriqueña. En la isla tocó en diferentes formaciones de plena y bomba así como en orquestas de salsa y merengue. Lo reconocerán por su tremendo tumbao y movimientos de cadera vertiginosos. En The Rumba Madre se encarga de dar las notas más graves y de hacer coros con su voz al más puro estilo de Ismael Rivera. Fascinado por la fusión de estilos, cuando escuchó las guitarras de T.R.M. tuvo claro que lo que le hacía falta a la banda era un bajista caribeño como él que pudiera añadir un punto extra de sabor al conjunto. Si por casualidad lo ven después de un concierto, invítenlo a un buen palo de pitorro boricua. Se lo agradecerá eternamente.

Música

Galería

Conciertos

    Contacto